En conversación con Grabois, Larroque llamó a «romper el cerco mediático»

En conversación con Grabois, Larroque llamó a «romper el cerco mediático»
Larroque: “Tenemos que movilizarnos, concienciar. Tenemos que decir las cosas, buscar a dónde ir para resolver las situaciones” / Foto: Eva Cabrera.

El ministro de Desarrollo Comunitario de la provincia de Buenos Aires, Andrés Larroque, Llamó al peronismo a ‘romper el cerco mediático’ y dijo que la prioridad ‘es el pueblo’durante un debate sobre el Proyecto de Ley de Salario Básico Universal, realizado este miércoles en el auditorio de la Cámara de Diputados en Buenos Aires.

“Estamos en un período de actualización y hay que romper el cero mediático que nos permita generar una identificación con el pueblo”, subrayó en una entrevista que compartió en La Plata con el dirigente del Movimiento de los Trabajadores Excluidos (MTE) Juan Grabois, uno de los impulsores del proyecto de salario básico universal presentado al Congreso Nacional a principios de mayo.

El funcionario de gobierno de Axel Kicillof señaló que “Hay que tener claro el proyecto, asumir y admitir que estás endeudado” y habló de la necesidad de fortalecer «un proyecto de poder para el pueblo» durante su presentación en la jornada en la que también estuvo acompañado por el titular de la Federación de Trabajadores de la Economía Social (FeTraEs) Eduardo Montes y los diputados porteños ( tanto del Frente de Todos) Lucía Klug como de Mariana Larroque, quienes actuaron como moderadoras.

Larroque calificó los efectos que producen las «típicas políticas liberales» y aseguró que ese programa de destrucción de «un sistema» comenzó con el golpe de 1976 y se repitió «en la época de (Mauricio) Macri», hasta un punto posterior. que “solo en doce años más estos dos” (para los tres mandatos del kirchnerismo más el actual período de la FdT) se ha intentado revertir las medidas de desindustrialización, reducción del Estado y reducción de derechos.

“Ningún joven puede desarrollar un proyecto si no podemos solucionar los problemas para que puedan estudiar y las mujeres son las más difíciles de conseguir un empleo formal”Lucía Klug, diputada por Buenos Aires

Sobre los desafíos del oficialismo en este contexto, el ministro porteño subrayó: “No vamos a resolver el problema de fondo, lo vamos a sacar de la emergencia. Necesitamos movilizarnos, sensibilizar. de la socialdemocracia y tenemos que adaptarnos a la realidad de la ciudad. Hay que decir las cosas, encontrar a dónde hay que ir para resolver las situaciones”.

Grabois, por su parte, elaboró ​​la propuesta para implementar un salario básico universal, que ingresó al parlamento hace un mes, e insistió en la necesidad de crear por ley «una renta básica garantizada por el Estado».

“El proyecto que estamos impulsando no es la panacea. Estamos en una mala posición porque tenemos que revertir un proceso de degradación muy amplio. Nos están robando todo. El Estado ha perdido su capacidad de planificación. los sectores acomodados avanzan, nosotros estamos en dificultades. Nuestra generación tiene un desafío y es resolver los problemas”, argumentó la abogada y titular del espacio político Patria Grande.

«Una renta básica garantizada por el Estado»

El proyecto de salario básico universal lleva las firmas de los diputados nacionales de la FdT Itai Hagman -quien también lo presentó-, Natalia Zaracho, Leonardo Grosso, Federico Fagioli, Claudia Ormachea, Mara Brawer, Carlos Selva, Mónica Macha, Hugo Yasky, Pablo Carro, Juan Carlos Alderete, Carolina Yutrovic y Graciela Landriscini, entre otros.

La iniciativa propone llegar con un ingreso mensual garantizado a las personas que se encuentren desempleadas, trabajen en la economía informal, estén inscritas en la categoría A del Régimen Simplificado de Pequeño Contribuyente o estén inscritas en el Régimen de Inclusión y Promoción Social Laboral, según los artículos de la el proyecto.

En su intervención, Grabois dijo que ante la situación social «hay que recorrer un largo camino, con aportes intermedios» y que si se mencionan «los problemas de fondo», hay que reconocer que en la economía argentina conviven tres situaciones: “El primero -prosiguió-, es el trabajo asalariado formal; el segundo, ser cuentapropista o cuentapropista con altos ingresos; y el tercero, el problema que debe resolver el Estado, que es generar una economía popular organizada, hasta puede pasar a otra categoría.

Y en este sentido, repetía: «Tenemos que convencer a mucha gente. Debemos tener una renta básica garantizada por el Estado».

Grabois dijo que ante la situación social se debe recorrer un largo camino con aportes intermedios.  Foto Eva Cabrera
Grabois dijo que ante la situación social “hay que recorrer un largo camino, con aportes intermedios” / Foto: Eva Cabrera.

Por su parte, Lucía Klug consideró que “el Estado debe interpretar las necesidades de la gente, interpretar y entender que la gente vuelve a creer en la política. Hay cosas que nos deben mover y no quedarnos insensibles. Debemos intentar cambiar la vida de las personas”.

“Ningún joven puede desarrollar un proyecto si no podemos resolver los problemas para que puedan estudiar y las mujeres son las más difíciles de conseguir un empleo formal. Lo que hace falta es una revolución”, dijo el legislador.

También tomó la palabra el titular de FeTraEs, Eduardo Montes, quien elogió la idea del salario básico universal y propuso enfocarse en la «canasta básica de alimentos»para luego reiterar que es necesario “llevar esta discusión a distintos sectores”, en alusión al proyecto que impulsan Hagman, Zaracho, Fagioli y otros diputados del oficialismo.

Junto con el debate sobre el salario básico universal, la Cartera de Desarrollo Comunitario de Buenos Aires lanzó esta semana una campaña de concientización pública para advertir a quienes reciben programas sociales que tienen derecho a la prestación íntegra.

“Si vives en la provincia de Buenos Aires y eres beneficiario de programas sociales, recuerda que tienes derecho a recibir el beneficio completo. Nadie puede retener o retirar una suma de dinero que te corresponde”, declara uno de los spots del ministerio, que también ofrece una línea telefónica (0221-2230021) para presentar una denuncia “en total confidencialidad y con total seguridad”.


mycandymagz

mycandymagz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.