Trabajadores de la salud pública exigieron salarios dignos y denunciaron un “ajuste”

Trabajadores de la salud pública exigieron salarios dignos y denunciaron un “ajuste”
Las denuncias son por aumentos y contra amenazas. Foto: Edgardo Valera.

Los trabajadores de la salud pública autoconvocados de Jujuy exigieron este miércoles una recomposición salarial y denunciaron haber recibido «apretamientos» de ciertos sectores del sistema de salud para contrarrestar la protesta.

Los manifestantes, en su mayoría personal de enfermería, personal administrativo y de servicios generales, manifestaron su disconformidad con la postura del gobierno provincial que encabeza Gerardo Morales de no acceder a sus demandas.

Morales se preocupa por las elecciones antes de dar una solución a los hospitales y su personal. Tenemos todo un problema de salud. Queremos aumentos y salarios dignos”, dijeron a periodistas algunos portavoces de este grupo sindical.

Los trabajadores exigieron un salario base mínimo de $80.000 para mejorar el monto que perciben actualmente, que oscila entre $13.000 y $20.000 para la categoría más alta.

Los autoconvocados protestaron con gran estruendo a la entrada del Hospital Pablo Soria, unidad hospitalaria de referencia de la provincia, acompañados de carteles y pancartas con las que luego marcharon por las calles hacia la Plaza Belgrano, frente a la Casa de Gobierno.

“Ayer en una reunión en el Directorio presionaron a los compañeros bajando las filas de las autoridades, para que no pudiéramos hacer una marcha masiva”, señalaron y advirtieron que «Se va a profundizar, no se detiene ahí».

Un autre des présents a raconté : «Ils ont suggéré qu’on ne sorte pas parce qu’ils allaient prendre ça comme un abandon de service et dans ce cas ils allaient nous suspendre ou ne pas renouveler les contrats, mais là on est en leur apellido.»

El reclamo se formalizó en un pedido hecho hace unos días al gobierno, a la Comisión de Salud de la Asamblea Legislativa y al ministro de Salud provincial, Antonio Buljubasich.

Los manifestantes también recordaron que “Estábamos en la primera línea de la lucha en el punto álgido de la pandemia que aún continúa”. En ese sentido “no hay un reconocimiento del gobierno provincial, estamos olvidados”.

Los trabajadores exigieron un salario base mínimo de $80.000 para mejorar el monto que perciben actualmente, que oscila entre $13.000 y $20.000 para la categoría más alta.

El reclamo se formalizó en un pedido hecho hace unos días al gobierno, a la Comisión de Salud de la Asamblea Legislativa y al ministro de Salud provincial, Antonio Buljubasich.


mycandymagz

mycandymagz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.