Usan la tomografía para estudiar los «secretos» que aún quedan sobre los dinosaurios

Usan la tomografía para estudiar los «secretos» que aún quedan sobre los dinosaurios
Los restos fósiles de tres familias diferentes de dinosaurios pasaron por el tomógrafo.

Restos fósiles de tres especies de dinosaurios con una antigüedad que oscila entre Hace 70 y 90 millones de años que habitaron el actual territorio neuquino fueron estudiados mediante tomografía computarizada en un sanatorio de la ciudad de Plaza Huincul para profundizar la investigación paleontológica sobre sus características.

El director emérito del Museo Carmen Funes de Plaza Huincul, Rodolfo Coria, explicó a Télam que las investigaciones tomográficas “Es una tecnología que se ha utilizado durante años en investigaciones paleontológicas en todo el mundo”. De hecho, recordó que el primero que hizo de este tipo fue hace 20 años.

Coria indicó que “el uso de la tomografía nos permite tener acceso a información que de otro modo no podríamos obtener. Se trata de penetrar en el interior de las partes y de reconstruir las estructuras internas de los elementos estudiados, ya sean huesos fósiles u huevos”. .

“El tomógrafo genera una imagen de su interior y hay veces, no siempre, que esa imagen te permite obtener información que de otro modo tendrías que romperte el hueso o recurrir a procedimientos más traumáticos, más físicos, no tan virtuales como ha sido. hecho en el pasado”, dijo el paleontólogo sobre los estudios realizados en el Sanatorio Plaza Huincul, perteneciente al Sindicato de Trabajadores Privados Petroleros de Neuquén, Río Negro y La Pampa.

Es una tecnología que se ha utilizado durante años en la investigación paleontológica en todo el mundo.
«Es una tecnología que se ha utilizado en la investigación paleontológica en todo el mundo durante años».

Coria aclaró que “no es que se rompieran los huesos para ver adentro, sino que los huesos rotos servían para poder ver adentro”. Y agregó: “Por otro lado, ahora con el tomógrafo, en el caso particular de los huesos de ciertas estirpes de dinosaurios que se caracterizan por haber sido muy livianos y huecos durante la vida del animal, se puede detectar esa neumaticidad. . por el tomógrafo de forma muy clara y nos permite obtener información que de otro modo no sería posible».

Sin embargo, explicó que «en el caso de los huevos no está tan claro y era principalmente una prueba para ver si podíamos usar el tomógrafo para ver ciertas estructuras».

Aclaró que “escaneamos óvulos con embriones y otros cerrados porque queremos ver cómo reaccionan los embriones en cuanto a imágenes en el tomógrafo para, quizás, identificar el contenido embrionario sin romper los óvulos de la ‘imagen virtual’.

Uno de los yacimientos paleontológicos más ricos del mundo

los Museo Carmen Funes de la ciudad de Neuquén, Plaza Huincul alberga los restos fósiles de uno de los dinosaurios herbívoros más grandes encontrados en el mundo, cuya edad alcanza los 65 millones de años.

Se trata de argentinosaurio huinculensisque lleva este nombre porque fue hallado cerca de Plaza Huincul en la provincia de Neuquén en 1989.

paleontólogos José Fernando Bonaparte (fallecido) y Rodolfo Coria publicó los resultados de la encuesta «huinculensis» en 1993.

Fue un dinosaurio que vivió en la región petrolera de Neuquén hace 65 millones de años, en el Cretácico Superior, se alimentaba del follaje de árboles y plantas, tenía un largo cuello y cuatro enormes patas que soportaban un peso de casi 100 toneladas en un cuerpo de 40 metros de largo y 8 metros de alto.

Sus vértebras medían 1,65 metros de altura y los científicos la comparan con la altura de siete elefantes africanos.

Neuquén es una provincia con ricos sitios paleontológicos donde se han descubierto diferentes especies de dinosaurios y nidadas de huevos.

Otro de los grandes restos fósiles hallados en Neuquén es el «Gigantosaurio carolinii» (Gigante del Sur), descubierto por ruben caroliniapasionado de la paleontología en los alrededores de Villa El Chocón, en Neuquén.

Es considerado el dinosaurio carnívoro más grande encontrado en el mundo, reemplazando al «Tyranosaurus rex», que vivía en territorios que hoy pertenecen a los Estados Unidos.

Fue un animal carnívoro que vivió en el Cretácico hace entre 99,6 y 96 millones de años.

Su longitud era de 15 metros por una altura de 8 metros, grandes mandíbulas y dientes para atrapar a sus presas y un peso de 10 toneladas.

Los restos encontrados se encuentran en Museo Municipal Ernesto Bachmande Villa El Chocón, donde también se puede apreciar una réplica en resina en tamaño original.

Se han escaneado restos fósiles de tres familias diferentes de dinosaurios: Aucasaurus, Murusraptor y una nueva especie que se está estudiando.

Coria agradeció al sanatorio su generosidad en la realización de las tomografías que permitirán profundizar en las investigaciones
Coria agradeció la «generosidad» del sanatorio para realizar las tomografías que permitirán profundizar las investigaciones.

Coria explicó que «Aucasaurus es un dinosaurio carnívoro que encontramos en el sitio Auca Mahuevo, de la formación geológica «Anacleto», al norte de Neuquén, con una edad de 70 millones de años».

“Hubiera sido la forma depredadora en este ecosistema donde seguramente se habría alimentado de huevos, embriones y crías y actuado, entendemos, como un buen elemento de control de la población”, dijo.

El Murusraptor fue otra especie que cruzó el tomógrafo y, según Coria, “es otra familia de dinosaurios carnívoros que encontramos en la Sierra Barrosa, en la formación del mismo nombre y que tiene 80 millones de años”.

“Seleccionamos vértebras para ver su posible neumatización (cavidades de aire en los huesos) y también tomografiamos una tercera especie que estamos estudiando: un dinosaurio carnívoro que encontramos a unos 20 kilómetros de Plaza Huincul en rocas de 90 millones de años, en el Huincul formación.

Sistema operativo web

coria agradeció la «generosidad» del sanatorio realizar las tomografías que permitan profundizar las investigaciones que realicen.

“Recalco y salvo la generosidad del sanatorio -dijo- porque el acceso a este tipo de tecnología permite que instituciones como los museos, que es impensable que puedan tener el presupuesto para adquirirla, lo podemos hacer en base a la buena voluntad de los hospitales como en el presente caso”.

El equipo de trabajo que participó en los estudios realizados en el centro de salud estuvo integrado por Rodolfo Coria, Mattia Baiano e Iván Capurro del Museo «Carmen Funes», asistidos en la manipulación del tomógrafo por el técnico Gabriel Iril, del Sanatorio Huincul.


mycandymagz

mycandymagz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.