Alcalde del municipio donde incendiaron una escuela en La Araucanía: «Horas antes le dije a las autoridades que iban a quemar nuestra escuela»

Alcalde del municipio donde incendiaron una escuela en La Araucanía: «Horas antes le dije a las autoridades que iban a quemar nuestra escuela»

El pasado sábado en la madrugada, la escuela primaria Elena Müller, con 31 alumnos y ubicada en el sector central de San Ramón, provincia de Malleco, fue incendiada por desconocidos. Heriberto Rojas, su director, relata las últimas horas de clases. El alcalde del municipio de Los Sauces, Gastón Mella, dijo que horas antes había alertado a las autoridades gubernamentales, militares y policiales de lo que iba a pasar. “Les dije: nos van a quemar la escuela”, dice, porque el día anterior al incendio hubo bloqueos “y se fueron del sector donde está aislada la escuela”. «Lo que estamos pasando aquí es un infierno», dijo.


Qué ver. La noticia corrió rápidamente en San Ramón Central, aunque era de madrugada, pues la ex Escuela Primaria G-50 Elena Müller, fundada en 1946 en el municipio de Los Sauces, provincia de Malleco, en La Araucanía, fue puesta en marcha. fuego por asaltantes desconocidos el 6 de agosto. . Uno de los primeros en llegar, junto al intendente Gastón Mella, fue su director, Heriberto Escobar: “Cuando fuimos a ver, los papás me dieron un beso. Y con esta fuerza que tienen, me dijeron: no te preocupes, saldremos adelante, cuenta con nosotros, levantaremos los escombros”.

  • Heriberto Escobar es docente desde hace 43 años en el municipio. Trabajó en varias escuelas de Los Sauces y formó a decenas de generaciones. Pero nunca, hasta la madrugada del 6 de agosto, se había incendiado la escuela donde trabajaba. Por eso, dice a Ex-Ante, no deja de preguntarse por qué: “No puedo entender, ¿qué les hemos hecho? No hay explicación».
  • Esa mañana, además de la escuela, fue incendiada una fábrica de chicha -creada por 22 personas de la zona- que produce vinagre de manzana. También se incendió la capilla católica de Reñico.
  • “Me enteré la misma noche que hubo un incendio. ¿Por qué le voy a decir cómo me siento? Era tan terrible, una impotencia tan grande. Me llamaron y me dijeron: ‘Se están quemando’, ‘arranca'», recuerda el director. «Se me rompió el corazón», añade.
  • A diferencia de otros ataques, esta vez los extranjeros no dejaron panfletos. Pero para el alcalde Mella “no hay duda de que fue intencional”. Una de las razones de esta celebración, dijo a Ex-Ante, es que desde febrero “hemos tenido 14 ataques en la comuna”.

advertencia del alcalde. El alcalde Gastón Mella se reunirá este miércoles con el ministro de Educación, Marco Antonio Ávila, para evaluar cómo se construirá la escuela Elena Müller. Esto, mientras prepara un escrito que será entregado al Ministerio Público para solicitar la protección del sector.

  • “Lo que estamos pasando aquí es un infierno. Tuvimos 17 ataques”, dice el alcalde. Entre ellos, el incendio de una maquinaria, en marzo pasado -al interior de un bosque-, tranques así como un episodio violento en la zona de San Carlitos: «Ataron a toda la familia, hirieron al yerno del dueño de la casa y mató dos caballos. Hubo tiroteo en plena luz del día, entre las 16:30 y las 17:00 horas”, relata Mella.
  • “Pero incendiar una escuela… Es realmente escandaloso. Estoy muy enojado, muy triste. No creo que sea por la causa mapuche: es el terrorismo y la delincuencia. Nada más que eso».
  • En la víspera de los tres incendios hubo cortes de ruta. “Se fueron del sector donde está aislada la escuela”, explica el alcalde.
  • Mella cuenta a Ex-Ante que un día antes del incendio se reunió “con autoridades gubernamentales, militares y policiales, y les dije: ‘Nos van a quemar la escuela. Te lo hemos advertido».
  • El alcalde aclara que, esa noche, sabía que lo primero que los extraños intentaron incendiar fue la escuela. Inicialmente no lo hicieron. Luego destruyeron la chichera y la iglesia.
  • “Los carabinieri y el ejército me dijeron que iban a la zona, pero luego me dijeron que no podían pasar los tranques. No sé cómo actúan, porque estamos en un estado de emergencia más limitado donde ni la policía ni el ejército pueden usar las vías internas”.
  • «Entiendo que no hay suficiente personal para hacerlo, pero cuando tienes problemas en un lugar específico, creo que debería ser, porque de lo contrario es inútil».
  • La investigación de los tres incendios del fin de semana está en manos del Ministerio Público.
  • Poco antes del incendio, en el municipio de Los Sauces, hubo un operativo policial por robo de madera en el que se incautaron cinco camiones.

Comenzó como un cobertizo. Heriberto Escobar recuerda que cuando empezó a dar clases en Los Sauces, “los niños venían con sandalias. El ambiente reinante era rico, con los padres y con los compañeros”.

  • El Colegio Elena Müller, señala Escobar, fue fundado en la década de 1940 por Elena Müller. Empezó a dar clases en un cobertizo. “Dijeron que había hasta 150 niños en ese momento”, explica Escobar.
  • La escuela quemada tiene ahora 76 años y está ubicada en una zona donde viven unas 300 familias. “Nos hemos ganado el respeto y el cariño de profesores y alumnos. Y este hecho de estar tan cerca, tan familiar, también nos da un ambiente muy agradable. Hay convivencia de mucho trabajo y esfuerzo”.
  • La escuela está ubicada en el sector alto de la Sierra Nahuelbuta y fue una construcción de 860 metros cuadrados. Allí estudian 31 alumnos, desde primero hasta octavo grado. Y están trabajando cinco profesores, además de otros dos que darán clases de inglés y educación física. Sumando los ayudantes, trabajan 14 personas.
  • “Estos son estudiantes de todo el cordón. Además de Los Sauces, llegaron niños de los municipios de Angol y Purén gracias a dos camionetas de aproximación que nos encomendó el Ministerio de Transporte. No nos lo puso mucho más fácil».
  • “Aquí los niños pequeños también aprenden a tomar mancera. Es tomar el arado y limpiar la tierra”, dice Escobar.
  • No es una escuela intercultural porque no hay alumnos mapuches. Pero organizan celebraciones interculturales, como Trafkintu, Wetripantu (el Año Nuevo mapuche); Día de la Mujer Indígena; el Ayekantun (fiesta de Agradecimiento) además de los juegos ancestrales mapuche.
  • Entre los escombros, el director y los profesores comenzaron el lunes 8 a reconstruir lo que pudieron del semestre. “Gracias a Dios nos quedó una computadora, porque todo lo demás se destruyó. Afortunadamente, teníamos información en Internet.
  • Pero los estudiantes por ahora no podrán regresar a clases. Tras el incendio, la directora y los docentes pusieron en marcha un sistema de aulas “por ahora” a través de la entrega de guías. “Hay que esperar a que dejen de temblar las aguas y mirar también el aspecto de la seguridad”, especifica el director.


mycandymagz

mycandymagz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.