¿Por qué el tipo de pisada es clave al escoger zapatillas?

¿Por qué el tipo de pisada es clave al escoger zapatillas?

 

Comprender tu tipo de pisada es clave para entender cómo estas condiciones tienen la posibilidad de influenciar tu selección de zapatillas y tu desarrollo al llevar a cabo deportes.  A lo mejor te sorprenda entender que todas la gente tienen una pisada diferente. Esto puede influenciar la manera en que caminan, su posición y también los dolores que tienen la posibilidad de desarrollar en sus músculos y articulaciones.

 

En este sentido, comprender tu tipo de pisada es clave en el momento de hacer deportes, principalmente cuando hablamos de escoger tus zapatillas, debido a que esta propiedad puede saber qué estilo de zapato es el más destacable para impedir accidentes y mejorar tu desempeño.

¿Qué tipos de pisadas hay?

 

El tipo de pisada tiene relación a la forma que toman los pies cuando la persona camina o corre. Por lo general, estas se definen en tres grupos: pronadora, supinadora y neutra. Pronadora Este es el tipo de pisada más habitual entre la gente y se puede ver cuando al ofrecer un paso, el tobillo se inclina hacia el interior del pie. Esto quiere decir que la gente con esta forma de pisar lo hacen con la parte interna de la planta.

 

Así, al instante de correr frecuenta existir una torsión de algunos huesos de las piernas, que tienen la posibilidad de provocar dolores en la cadera y las rodillas. La pisada pronadora frecuenta tener relaciones con una musculatura débil y, entonces, una manera de evadir inconvenientes es hacer más fuerte los músculos de las piernas. Además, esta pisada obtiene beneficios del uso de zapatillas con un sustento interior estable que, mientras más pronunciado sea el nivel de inclinación, más duro debe ser.

 

Supinadora Un individuo puede ser diagnosticada con pisada supinadora cuando al ubicar su pie en el suelo, el tobillo se incline hacia afuera, ocasionando que pise con el del costado de afuera de su pie. Esta clase de pisada frecuenta perjudicar la seguridad en el momento de caminar o correr, realizando que quiénes entran en este grupo sean más propensos a esguinces y dolores en los tendones del tobillo.

 

Quienes tienen una pisada supinadora debiesen elegir por zapatillas con un prominente nivel de resistencia a la torsión y una suela con relleno que otorgue acompañamiento a todos los puntos del pie. De esta forma, tienen la posibilidad de contribuir a impedir la inclinación natural a la que tiende esta pisada. Neutra La pisada neutra puede considerarse como un punto medio entre la pronadora y supinadora, debido a que se ajusta a quienes pisan de manera plana sin que su tobillo se incline hacia un lado u otro. En el momento de llevar a cabo educación física esta es la pisada que es más favorable tener, ya que frecuenta evadir lesiones, pero no es tan habitual en la gente. Por medio de sus propiedades, quienes tienen la pisada neutra tienen la posibilidad de elegir básicamente por algún zapatilla, siempre teniendo en cuenta el tipo de deporte que van a hacer para escoger el diseño correspondiente a esa especialidad.

La consideración de comprender tu tipo de pisada Al correr, el encontronazo sobre los pies es  4 ocasiones el peso del cuerpo. Esto quiere decir que para ocupaciones donde los pies son personajes principales, como el running o el CrossFit, el comprender tu tipo de pisada es fundamental para saber el más destacable precaución de tus extremidades.

Eligiendo las zapatillas correctas, evadiendo algunos esfuerzos y fortaleciendo más tu musculatura tendrás la posibilidad de evadir perjuicios y dolores. Además, comprender tu tipo de pisada te facilita entender qué requiere tu cuerpo para hacer mejor tu desarrollo en el momento de llevar a cabo deportes. Por eso, no tengas dudas en averiguar a tu médico para detectar si eres pronador, supinador o neutro y de esta forma hallar las superiores zapatillas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.